Texto del Domingo, 14 de Noviembre de 2010

Domingo 14 de noviembre

Te salvaguardaré y te daré como pacto del pueblo (Isa. 42:6).

 

Satanás hizo todo lo posible por acabar con Jesús y evitar que terminara su ministerio, pero Jehová protegió a su Hijo hasta que llegó el momento de su muerte (Mat. 2:13; Juan 7:30). Entonces, lo resucitó y lo dio como “pacto” a su pueblo. Ese pacto o promesa solemne garantizó que el fiel Siervo de Dios continuaría siendo la “luz de las naciones” y que liberaría a quienes estuvieran en una condición de oscuridad espiritual (Isa. 49:8, 9). En conformidad con esta promesa, el Siervo escogido de Jehová abriría “los ojos [de los] ciegos”, sacaría “del calabozo al prisionero” y liberaría “a los que están sentados en oscuridad” (Isa. 42:7). Para lograrlo, Jesús puso al descubierto las tradiciones religiosas contrarias a las Escrituras y predicó las buenas nuevas del Reino. En la actualidad, Jesucristo está supervisando desde el cielo la predicación mundial del Reino. w09 15/1 4:12, 13

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s