Dios es Fiel

Dios es Fiel‏
From:


jesus barragan (mat.22_37@live.com)

Sent: Mon 5/31/10 8:40 AM
To:


Dios es Fiel

Ustedes no han
sufrido ninguna prueba que no sea común al género humano. Pero Dios es
Fiel, quien no permitirá que ustedes sean probados más allá 
de la
capacidad que tengan de poder soportar (la prueba o tentación). 
Más bien,
cuando llegue la tentación, él dispondrá también la salida para que sean
capaces de aguantar.
 
1
Corintios 10:13

¿Quién no tiene problemas hoy
en día? Diversas situaciones someten a prueba la capacidad del creyente
de confiar y de tener fe en Dios, y mucho más en estos tiempos que
estamos viviendo. Si hace casi 20 siglos el apóstol Pablo consideró
oportuno dar estas palabras de ánimo a los creyentes de Corinto, ¡con
cuánta más razón necesitan los creyentes hoy en día tener presente la
Fidelidad de Dios! Pero, ¿qué significa que Dios sea Fiel? ¿De qué
pruebas hace mención Pablo? ¿Cómo dispone Dios la salida para afrontar
las pruebas?

¿Qué significa que Dios sea Fiel?

La
frase "Dios es Fiel", sólo aparece en la Biblia en 1 Corintios 10:13.
Sin embargo, en otros pasajes se alude a la fidelidad de Dios:

Deuteronomio
7:9
Y bien sabes tú que Jehová tu Dios es el Dios verdadero, el Dios fiel, que guarda pacto y amor
leal en el caso de los que lo aman y de los que guardan sus mandamientos,
hasta mil generaciones.

1 Corintios 1:9
Fiel es Dios, por quien fueron
llamados a tenerparticipación con
su Hijo Jesucristo nuestro Señor.

Que Dios sea Fiel significa
que como ninguna otra persona en el Universo manifiesta fidelidad. La
palabra griega que se traduce fiel,
es en griego pistos, πιστός. Indica a aquella persona que es digna de
confianza, fiable. No es una cosa hoy, y a los 3 días es otra. Santiago
1:17 indica: Toda dádiva buena y todo don perfecto es de arriba, porque
desciende del Padre de las luces celestes, y con él no hay la variación del giro de la sombra.

Cuando
Dios cumplió con su promesa de liberar a Israel de Egipto, demostró Su
carácter de fidelidad.

El Salmo 121 indica de forma gráfica la
fidelidad de Dios:

A las montañas
levanto mis ojos. ¿De dónde ha de venir mi ayuda?
Mi ayuda viene de
Jehová, creador del cielo y de la tierra.
No permitirá que tu pie
resbale. Jamás duerme el que te cuida.
Jamás duerme ni se adormece el
que cuida de Israel.
Jehová es quien te cuida, Jehová es tu sombra
protectora.
De día el sol no te hará daño, ni la luna de noche.
Jehová
te protegerá. De todo mal protegerá tu vida.
Jehová te cuidará en el
hogar y en el camino, desde ahora y para siempre.

El salmista
expresa el por qué de la fidelidad de Jehová. Dios creó el Cielo y la
Tierra. Por tanto, tiene el poder y la sabiduría para proteger. Dios no
permite que el pie de uno resbale, siempre y cuando se escuche su voz
con un corazón atento y receptivo. Dios nunca duerme. Nunca cae en la
somnolencia de la tarde, o se cansa después de una faena de trabajo. Él
es esa sombra agradable en la cual cobijarse cuando arrecia el calor
abrasador de las dificultades. En Jehová, se protege el corazón del
creyente. No importa si es de día, o de noche: Dios protege, y protege
de todo mal. Y cuida, cuida dentro del hogar, y cuida fuera de él.

Es
importante reflexionar en el cuidado paternal de Dios. Así como una
madre al nacer su hijo pierde el sueño, y está atenta a los más mínimos
movimientso o ruiditos de su criatura nacida, más aún está alerta Jehová
a lo que nos sucede. Aún cuando los pensamientos inquietantes de la
noche nos hagan no dormir bien, ahí está Dios, tomando nota de lo que
nos aflige.

¿En qué pruebas nos
ayuda Dios?

En TODAS. Dice
Pablo que esas pruebas son las 
comunes al género
humano. El desafío de trabajar y ganar el sustento, el pagar las deudas,
la preocupación de pagar los servicios, el pasar por alguna enfermedad,
el tener alguna crisis de pareja o con los hijos, el tener que
prepararse para una importante reunión de negocios o para un examen en
la Universidad… esas y otras situaciones "comunes" al género humano. 

¿Qué problemas vemos que pasaban
las personas de tiempos de Jesús? Los mismos que afrontamos nosotros.
Había personas enfermas, la gente tenía que pagar impuestos, o como los
apóstoles que eran pescadores, pasar toda una noche de faena sin pescar
NADA. 

La fidelidad de
Jehová se manifiesta en las palabras de Jesús en el Sermón del Monte.
¿No dijo Jesús que sus seguidores no debían ser como los no creyentes,
solamente preocupados por la comida, la bebida, la ropa, y las
necesidades de la vida diaria? Sin embargo, el creyente no debe
centrarse en los afanes de la vida, porque tiene a alguien que le
provee: Jehová-yiré, que significa que Jehová proveerá,
o que dará TODAS las cosas. 

El
Salmo 24:1 nos recuerda: 

De
Jehová es la tierra productiva y todo cuanto hay en ella, el mundo y
cuantos lo habitan. 

Si
a Dios pertenecen TODAS las cosas, entonces la fidelidad de Dios se
manifiesta en que PROVEE para nuestro sustento, así como provee sustento
a aves, la vegetación, y todo cuanto existe. 

La crisis económica afecta de muchas formas. Pero
la fidelidad de Dios se muestra en que Él nunca está en Crisis. El Dios
dueño del oro y la plata no está en quiebra, ni necesita que le
rescaten su economía. 
"La bendición de Jehová… es lo que
enriquece", dice el Proverbios 10:22, no lo que empobrece. 

Sea cual sea la prueba, o
tentación, o dificultad, Dios es la SOLUCIÓN. Al tiempo y manera
elegidos por Él, esa solución se manifiesta.

¿Cómo dispone Dios la salida para afrontar
las pruebas?

"No hay mal
que por bien no venga"

"No hay mal que dure cien años, ni cuerpo
que lo resista"

Esos dichos populares expresan una verdad: no
hay dificultad que dure para siempre. TODO tiene solución.

Dios
dispone la salida, o vía de escape a las tentaciones o dificultades de
diversas maneras:

Da fuerza

Expresó
Isaías, en Isaías 12:2:

¡Mira! Dios es mi salvación.
Confiaré y no estaré en pavor; porque Jah
Jehová es mi fuerza y mi poderío
, y él llegó a ser la salvación
para mí.

Al momento de vivir lo angustioso de las
dificultades, ¿qué pasa anímicamente? Se pierde el ánimo, las ganas, las
fuerzas mentales para hacer frente al problema. En ese caso, pedir a
Dios fuerza y poder en oración es indispensable. NADIE puede salir
adelante de una dificultidad SIN la fuerza que suple Dios al ánimo y al
corazón.

Isaías 40:29 recuerda:
Está dando poder al cansado; y hace que abunde en plena
potencia el que se halla sin energía dinámica.


Aclara
la mente


Pensamientos de rabia,
de incertidumbre, de duda, inundan la mente. Son los llamados
"pensamientos inquietantes". El problema se ve gigante, como Goliat, y
sin solución a la vista. La solución a TODA situación existe, y Dios
la sabe.
 Pero mientras la mente esté llena de sus propias ideas y
pensamientso equivocados, Dios no puede ayudar. Es importante aclarar la
mente y dejar que la sabiduría de Dios reemplace la visión personal
de la situación
. Eso hicieron los personajes bíblicos que supieron
vencer situaciones difíciles.

Da aguante

¿Qué es el aguante? Se supone que la
imagen tradicional que se tiene de una persona que afronta dificultades,
es la de la persona que pasivamente se sienta a aceptar resignadamente
la situación. Resignación es una cosa, y el aguante del que hace mención
la Biblia, son dos cosas distintas. El primero es parte del desánimo,
de la pérdida de fuerza, de la derrota, y el segundo es parte del éxito y
la victoria del creyente.

La palabra griega que se traduce
"aguante" es hupomone. Se da el caso interesante de utilizar esta
palabra con relación a la facultad de una planta para vivir bajo
circunstancias duras y desfavorables. Se usa para significar ese "poder
de permanencia espiritual" que capacita a los hombres para luchar por su
Dios.

¿Recuerda a la imagen de arriba? Es una
siempreviva, una planta que vive en medio de las circunstancias más
desfavorables. Crece en medio de piedras, con temperaturas muy bajas, en
lugares donde llueve muy poco. Y sin embargo, allí está, hermosa y
floreada. Esa es la imagen que transmite la palabra "aguante" en la
Biblia: estar en medio de las circunstancias más difíciles, y ser capaz
de crecer y florecer. Si eso hace Dios con una planta, ¿no lo hará POR
TI?

Este
aguante se utiliza en conexión con la "fe". El aguante produce
paciencia, y perfecciona a la fe. Está en conexión con la "esperanza".
La tribulación engendra "paciencia", y la paciencia engendra experiencia
y, la experiencia, "esperanza", y está relacionada con el gozo.

El
aguante bíblico es una gran virtud. No es la paciencia del que se
sienta y agacha la cabeza con derrotismo, presto a soportar hasta que
pase la tormenta que se avecina sobre él. Es el espíritu que puede
sobrellevar las cargas por su esperanza inflamada, no por simple
resignación; no es el espíritu del que se sienta donde le pilla la
tragedia, dispuesto a soportar estáticamente, sino el que conlleva la
adversidad porque sabe que está siguiendo un camino que conduce a la
gloria; no es la paciencia del que aguarda ceñudamente el fin, sino del
que espera radiantemente un nuevo y mejor amanecer. Esta clase de
paciencia, fruto de la esperanza, ha sido llamada "constancia viril bajo
la desgracia".

El
aguante es la reina de las virtudes, según ciertos biblistas, fundamento
de las acciones justas, paz en la guerra, calma en la tempestad,
seguridad contra los complots, y ni la violencia del hombre ni los
poderes del mal pueden dañarla.

Es la cualidad que mantiene a un hombre firme contra
los elementos. Es la virtud que puede transmutar en gloria a la
desgracia más grande, porque, más allá del dolor, ve la meta.

La
historia bíblica indica que Dios no elimina instantáneamente la prueba.
No elimina las circunstancias difíciles de repente, por que la
intención de refinar, de ayudar, de hacer a una persona como oro puro
está siempre presente. Dios no nos deja en el problema para refinarnos,
pero puede hacer que sus obras cooperen juntas para el bien de los que
aman a Dios, y entre esas obras que cooperan para nuestro bien, están
las dificultades y el aprender a confiar en Dios y superar nuestros
problemas.

No es realista pensar que Dios sencillamente elimina
de tajo las dificultades. Puede hacerlo y lo hace. Pero situaciones que
parecen prolongarse más de lo que uno quisiera, no son señal de no tener
el favor de Dios. No hay atajos, simplemente eso es cierto. La
tendencia es quererlo todo YA, incluido el fin del problema, pero Dios
no actúa así.

¿Significa eso que Dios no es fiel porque no ha
eliminado YA el problema? No. Dios es Fiel porque sigue allí, constante,
inmutable, guiando con su ojo amoroso. Está atento a las diversas
reacciones del corazón. de cómo la inclinación de corazón y riñones se
decantan hacia el lado de Dios, o hacia el lado de la duda, la amargura y
el resentimiento.

La salida a las situaciones está dispuesta,
pero depende de cada persona perseverar hasta el fin.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s