¿FIN DEL MUNDO? ¿2012?

Posted

15 hrs ago

¿FIN
DEL MUNDO? ¿2012?

"2012" y
viernes 13, un caldo de cultivo ideal para los temores y las
supersticiones
Por Agencia EFE – Hace 1 hora.
Los
Ángeles (EEUU), 13 nov (EFE).- El último filme apocalíptico de Roland
Emmerich, "2012", llegó hoy a las pantallas de todo el mundo envuelto en
temores sobre supuestas profecías, especialmente en EEUU, donde la
fecha de estreno, este viernes 13, es sinónimo de mal agüero entre los
más supersticiosos.
Poco
importa que la crítica especializada la haya maltratado o que el guión
quede enterrado bajo sus imponentes efectos visuales, porque "2012" se
dispone a arrasar en la taquilla, con estimaciones que van desde los 40 a
los 50 millones de dólares en su primer fin de semana de exhibición.
Y en
ese presumible éxito tendrá mucho que ver la atracción de muchos por el
fin del mundo.
El 21
de diciembre de 2012 supondrá la terminación de un ciclo según el
antiguo calendario maya, una fecha profética que en Internet ha generado
un hervidero de teorías sobre el fin del mundo que giran alrededor de
ese día, con portales como 2012endofdays.orgSurvive2012.com, o December212012.com,
que dibujan un escenario dantesco para la víspera de la Navidad de
dentro de tres años.
"No
hay mucha información acerca de lo que los mayas pensaban que ocurriría
en 2012, pero el consenso es que habrá un gran cambio", explica Robert
Bast, creador de la web Survive2012.com. "Para algunos
significa un cambio positivo, espiritual. Otros, consideran que se
predijo un evento catastrófico", añadió.
PERO,
¿REALMENTE HABRÁ UN FIN DEL MUNDO?
¿QUÉ
DICE LA BIBLIA SOBRE ESO?
 
Jesús
predijo: “Estas buenas nuevas del reino se predicarán en toda la tierra
habitada para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el
fin” (Mat. 24:14).
El
mensaje del Reino de Dios es muy importante; es el más importante que
pueda haber. Por eso, unos siete millones de testigos de Jehová
pertenecientes a más de cien mil congregaciones efectúan por todo el
mundo una labor de evangelización sin precedentes y anuncian que el
Reino ha sido establecido en los cielos. Esta es una buena noticia, pues
significa que mediante este gobierno Dios va a tomar pleno control del
planeta. Bajo el Reino, la voluntad de Jehová se hará en la Tierra tal
como se hace en el cielo.
 
¿Qué
hará Jehová por los seres humanos cuando su voluntad se efectúe en la
Tierra? “Limpiará toda lágrima de sus ojos, y la muerte no será más, ni
existirá ya más lamento ni clamor ni dolor.” (Rev. 21:4.) Nadie
enfermará ni morirá debido al pecado heredado y la imperfección. Los
muertos que están en la memoria de Dios tendrán la oportunidad de vivir
para siempre, ya que la Biblia promete: “Va a haber resurrección así de
justos como de injustos” (Hech. 24:15). Desaparecerán las guerras, las
enfermedades y el hambre, y el planeta se transformará en un paraíso.
Hasta los animales que hoy son peligrosos vivirán en paz con el hombre y
entre sí (Sal. 46:9; 72:16; Isa. 11:6-9; 33:24; Luc. 23:43).
En vista de tan maravillosas condiciones, no sorprende que una
profecía bíblica se refiera a la vida bajo el Reino en estos términos
tan alentadores: “Los mansos mismos poseerán la tierra, y verdaderamente
hallarán su deleite exquisito en la abundancia de paz”. Pero ¿qué les
pasará a quienes causan problemas? La profecía señala: “Solo un poco más
de tiempo, y el inicuo ya no será”. Únicamente ‘los que esperan en
Jehová poseerán la tierra’ (Sal. 37:9-11).
No obstante, para que todo esto suceda, debe desaparecer este mundo
con sus divisivos sistemas políticos, religiosos y económicos. Y de eso
precisamente se encargará el Reino de Dios. El profeta Daniel predijo
por inspiración: “En los días de aquellos reyes [los gobiernos actuales]
el Dios del cielo establecerá un reino [celestial] que nunca será
reducido a ruinas. Y el reino mismo no será pasado a ningún otro pueblo.
Triturará y pondrá fin a todos estos reinos, y él mismo subsistirá
hasta tiempos indefinidos” (Dan. 2:44). Entonces habrá “nuevos cielos”
(el nuevo gobierno celestial de Dios) que reinarán sobre “una nueva
tierra” (la nueva sociedad terrestre) y “en estos la justicia habrá de
morar” (2 Ped. 3:13).
 
El mundo está viviendo sus últimos días desde 1914. Así es, desde
entonces nos encontramos en “la conclusión del sistema de cosas” (Mat.
24:3). La “gran tribulación” predicha por Jesús tendrá lugar ya muy
pronto (léase Mateo 24:21). Será una tribulación sin paralelo que
borrará todo rastro del mundo de Satanás. Pero ¿cómo comenzará? ¿Y cómo
terminará?
 
La gran tribulación comenzará de súbito. En efecto, “el día de
Jehová” vendrá inesperadamente, “cuando los hombres estén diciendo:
‘¡Paz y seguridad!’” (léase 1 Tesalonicenses 5:2, 3). La predicha
tribulación empezará cuando las naciones crean que están a punto de
resolver algunos de sus problemas más graves. “Babilonia la Grande”, el
imperio mundial de la religión falsa, será destruida de forma repentina,
lo cual tomará al planeta por sorpresa. Los reyes y otras personas
quedarán pasmados al ver cómo se ejecuta juicio sobre este imperio (Rev.
17:1-6, 18; 18:9, 10, 15, 16, 19).
 
Cuando Dios tome medidas contra las naciones, estas “tendrán que
saber que [él es] Jehová” (Eze. 36:23). El Todopoderoso enviará sus
fuerzas de ejecución, compuestas de miríadas de ángeles comandados por
Jesucristo, para que eliminen al resto del mundo de Satanás (Rev.
19:11-19).
 
Está claro, pues, que este ejército celestial borrará sin problema
todo vestigio del mundo de Satanás cuando la gran tribulación culmine en
el Armagedón (2 Rey. 19:35; Rev. 16:14, 16). Satanás y sus demonios
serán abismados por mil años y finalmente serán destruidos (Rev.
20:1-3).
 
De este modo, la Tierra se verá libre de toda maldad, y los justos
podrán vivir para siempre en ella. Además, quedará demostrado que Jehová
es el Gran Libertador (Sal. 145:20). Mediante su Reino, Dios vindicará
su soberanía, santificará su santo nombre y cumplirá su grandioso
propósito para la Tierra. Todos podemos sentir la alegría de dar a
conocer estas buenas noticias y ayudar a quienes están “correctamente
dispuestos para vida eterna” a comprender que el Reino de Dios pronto
nos liberará (Hech. 13:48).
 
¿SE HABLA EN ALGÚN LUGAR DEL DÍA O DEL  AÑO? PUES NO, JESUCRISTO
DIJO: (Marcos 13:32) ”Respecto a aquel día o la hora, nadie sabe, ni los
ángeles en el cielo, ni el Hijo, sino el Padre.
ASÍ QUE PONER UN AÑO ES ALGO MUY AVENTURADO Y ATREVIDO,  Y DECIR FIN DEL
MUNDO NO ES CORRECTO PUESTO QUE LA TIERRA NO VA A DESAPARECER SINO ES
ESTE SISTEMA EL QUE ESTÁ VIVIENDO SUS ÚLTIMOS DIAS

The short URL for this post is: http://bit.ly/9FFBn3

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s